Banner_hader

La tijera #654

7 DIAS 19 01 (1)

Le costó caro a la nueva alcaldesa, Judit Guerrero llegar al puesto. Por un lado, tuvo que dejarle el espacio de planeación a Raymundo Moreno, que llegó de repente a la ciudad queriendo ser alcalde por Acción Nacional, y cuando se topó con pared, migró al PRI a hacer la chamba que se necesitara, y así estuvo hasta que le tocó hueso. Por otro lado, también hubo que dejarle espacio a Joshua Mendoza, que se quedó con las ganas de ser secretario de Economía, y por no dejar, se conformó con el área respectiva en el municipio. Finalmente también hubo que hacerle espacio a César Barajas como regidor. El operador de Cuauhtémoc Calderón fue y vino entre el Verde Ecologista y Morena hasta que pudo acomodarse y asegurar un espacio político. Pero lo que cedió en grilla, Judit se lo cobrará en dieta, pues con la firmeza que la caracteriza ya les dijo que usarán cotidianamente su vehículo particular, y usarán los oficiales solamente para actividades del ayuntamiento, también que tienen que pagar de su bolsillo lo que gasten en celular, y que ni vales de gasolina les van a dar.

El hijo desobediente

En esa misma tónica de austeridad, ya se encuentran dando bandazos otros diputados, el priista rebelde Osvaldo Ávila Tiscareño, ya propuso que la dieta de los legisladores baje a la mitad. Le picaron la cresta al ‘antorcho’ porque antes había defendido con vehemencia las herramientas legislativas que son el cuádruple de lo que ahora pretende reducir.

Con suerte

Entre los políticos de antaño, antes existía la creencia de que la presidencia municipal de Zacatecas daba mala suerte, pues después de ocupar el máximo cargo ahí, pocos triunfaban políticamente.
Para ejemplos, ponían al médico Gerardo Félix, Arnoldo Rodríguez, Cuauhtémoc Calderón, etcétera, que si bien luego tuvieron cargos políticos, éstos eran premios de consolación en comparación con sus aspiraciones.
Pero para muestra de que esta maldición era puro mito, Miguel Alonso Reyes, que luego de alcalde fue diputado, secretario de Turismo, gobernador, y ahora, director de Fonatur.
Por el mismo camino del éxito están el ex concejal presidente Catarino Martínez, quien luego de trabajar años en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas, vio frustrados sus esfuerzos por encabezarla, igual que la otra concejal Susan Cabral, presidenta de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer en Zacatecas.
Ambos, de simpatía priista, ‘cayeron parados’ luego de que el Concejo ciudadano que gobernó la capital terminara. Él se incorporó en Gobierno del estado como subsecretario, para ayudarle con sus buenas atenciones a Fabiola Torres que cada vez parece más en apuros. Susan por su parte es la encargada de la Administración del municipio de la mano de su amiga de hace tantos años, Judit Guerrero.

EnREDados

Ya es bien sabido que a la primera dama no se le dan los modales y la prudencia en redes sociales, pero suponíamos que las cuentas del gobernador, Alejandro Tello Cristerna estaban bien cuidadas por los expertos en el tema que andan reclutando.
No obstante, en los últimos días hemos visto que ha patinado de fea manera en esas plataformas. Por un lado, se pasó a perjudicar al presidente estatal de su partido, y ex alcalde de Guadalupe Roberto Luévano Ruíz, al escribir que hasta ahora, ese municipio recibía a sus visitantes con “los baches abiertos”.
El viejo y gastado chiste, además de provocar que se sospechara que la cuenta se estaba confundiendo con una parodia, dejó raspado al antecesor de Enrique Flores Mendoza.
Por si esto no fuera suficiente, todo el relajo con el posible cierre del Colegio de Bachilleres surgió desde la cuenta de twitter de Tello Cristerna, donde en medio de una movilización de los trabajadores por la falta de pago de su aguinaldo, el mandatario expresó la amenaza de cerrar este subsistema.
Para acabarla, el gobernador lamentó en redes sociales el incidente ocurrido en Monterrey, Nuevo León, cuando un alumno de un colegio privado le disparó a sus compañeros y a su maestra. Esto está bien, sin duda, lo que le reclamaron es que no haya tenido el mismo gesto o siquiera uno similar con las familias de quienes mueren todos los días en la entidad, empezando por el pequeño Toñito, de Fresnillo, asesinado en un tiroteo, y quien tuvo por respuesta el señalamiento sin pruebas de su padre como parte del crimen organizado.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Autor