Banner_hader

El reventón #655

De los errores ¿se aprende?

Recién declaró el presidente municipal de Guadalupe, Enrique Flores Mendoza, que la alberca con mil usuarios, actualmente, tiene una percepción anual de 700 mil pesos, mientras que su inversión por gastos de mantenimiento asciende a 3 millones de pesos, y pese al déficit que posee, asegura que el ayuntamiento no presionará a quienes se abastecen de este servicio para el pago total de sus cuotas.
No hace mucho ese mismo fue el pensar de los responsables que el Incufidez tiene bajo su cargo, al grado de que, hace pocos meses, el director general del Instituto expuso que, frente a una deuda mayor a los 8 millones de pesos por tener apenas un 50% de las cuotas pagadas por los usuarios, que en su mayoría recibían privilegios en condonaciones y demás conceptos, los inmuebles estaban en serio peligro de cerrar, razón por la que, según se dijo, se pondría mano dura y se cobraría tal cual las inscripciones y mensualidades, a fin de evitar la clausura de los complejos acuáticos.
Seguramente para allá va la alberca de Guadalupe, donde el municipio, de su propio recurso, tiene que cubrir ese déficit por ofrecer un servicio que no todos pueden o quieren pagar.
Por desgracia, según mencionan, la ocupación tampoco ayuda, pues apenas se tiene un 25% de la capacidad máxima, lo que hace preguntarnos si con ese porcentaje tan bajo, y un déficit tan alto, permite ser tan displicentes y otorgar tales concesiones, o mejor aún, si es un inmueble con la capacidad de autosustentabilidad.
En fin, tarde o temprano, y más vale que sea más temprano que tarde, el presidente municipal deberá reconsiderar su nobleza y poner mano dura en el pago de cuotas, pues a final de cuentas es un servicio que se presta, y como tal, se debe de pagar, aunque eso sí, éste deberá ser de calidad.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Autor