Banner_hader

El negrito en el arroz

La ’H’ es muda, no ciega
Tanto en las matemáticas, como en español, el punto sí cuenta; pues, les comento que ya son reiterados los errores ortográficos que se tienen en los documentos de publicidad y de información del Municipio de Calera, el último fue en la convocatoria de los hombres más esculturales del municipio.
Resulta que en Calera, ayuntamiento se escribe con ‘H’ al principio, pero no como tradicionalmente se usa, con un punto que señala que se trata de abreviar “honorable”. Pero, desafiando cualquier regla de ortografía y buena redacción, en próximas ediciones les daremos cuentas de las innovadoras palabras del ‘hayuntamiento de los Calerences’.

El karma
Ya casi todos los funcionarios de la anterior administración encontraron trabajo, es el caso del ex tesorero de Calera, que ahora es tesorero en el Municipio de Morelos, pero la que por ningún motivo encontró trabajo fue la ex síndico Rosa Elvia Caldera.
Dicen los que saben que se postuló para estar en varias contralorías municipales, sin embargo sus antecedentes en Calera le cerraron las puertas, por lo que la ex funcionaria se fue a los Estados Unidos para ver si su suerte cambiaba.

Atole con el dedo
El secretario adjunto, Javier Murillo, es el más atento en todo el Ayuntamiento de Calera, él atiende con buen ánimo a todas las personas, el negrito en el arroz es que a todos les hace promesas pero no les dice cuándo se las cumplirán.
Los ciudadanos salen sonrientes después de platicar con el secretario, pues parece tener una solución oportuna para todo, lo malo es cuando quieren hacer valida la palabra empeñada en los departamentos de la presidencia, les dicen que lo prometido es un imposible.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Autor