Banner_hader

El chal #654

Hablador

Como dice el dicho ya conocido, ese de que ‘el pez por su propia boca muere’, pues le quedó perfectamente al regidor Jesús Badillo, quien recuerdan como se paró el cuello en una rueda de prensa para anunciar que, como buen fresnillense y que como hombre, si abría la boca era para cumplir con lo que decía; pues resulta ser que todo fue mentira.
Pues ¿qué prometió? Que donaría su dieta como regidor al 100% para que los deportistas se vieran beneficiados con la compra de uniformes deportivos para todos aquellos que se lo solicitaran, que hasta le iba a poner de su sueldo y de las empresas particulares.
¿Todo eso dijo? Así es, pero nada cumplió, pues deportistas que le fueron a pedir que los apoyara con la adquisición de uniformes deportivos nomás no lo encuentran.
El uy uy uy, Chuy Badillo dijo que iba a poner un Centro de Atención en la presidencia, en sus negocios y pues nomás nada, parece ser que se les esconde. Hubo a quienes sí les recibió las solicitudes, pero no recibieron los uniformes; por eso es mejor quedarse con la boca cerrada para que no entren moscas.

El miedo no anda en burro

Funcionarios querían meter al tianguis denominado como la pulga a todos los comerciantes que se encuentran en la zona peatonal.
Pues resulta ser que ‘ni maíz’, que no se quitan y no se quitan. La ideota de cambiarlos de sitio fue de Armando Ruiz, jefe de Plazas y Mercados, así como del secretario de Gobierno, Daniel Ramírez, quienes por darle una mejor imagen al centro histórico querían limpiar de comercios el primer cuadro de la ciudad.
Por ello, se reunieron con los comerciantes de esta zona, pero éstos inmediatamente se enfurecieron y hasta amenazaron con que van a quitar del cargo a Armando Ruiz por tan irreverente idea.
Les salió el tiro por la culata a nuestros funcionarios, pues ya no se la acababan con los comerciantes inconformes, que son nada más que 300 aproximadamente.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Autor